23 abril 2016

HAY QUE PEGARLE (A TODO CULERO QUE ACOSE Y ATAQUE) A LA MUJER…



Vivimos en un nuevo siglo del cual no vamos ni la cuarta parte y hemos visto varios avances en materia tecnológica, social, cultural… y aun así y específicamente en este país, seguimos en los tiempos remotos en que la mujer es tratada como todo, menos como ser humano.

Estas últimas semanas han sido nefastas en materia de equidad y justicia de género, desde acosos fuera y dentro de instalaciones universitarias; atrocidades de juniors puercos en terrenos jarochos; declaraciones pendejas de un grupero de trapeador y el más sonado caso de un muerto de hambre mental que se le hizo fácil hacerle una bromita a una periodista extranjera cuya denuncia lejos de encontrar al culpable la ha convertido en blanco de muchísimos cretinos anónimos del mal llamado sexo fuerte.

No es nada nuevo por desgracia que a pesar de muchas iniciativas y acciones de los tres poderes del país y de las ONG en pro de las mujeres siguen aflorando noticias lamentables de asesinatos; violaciones y acosos de todo tipo en contra de ellas que sumado a la ineptitud, corrupción e impunidad de la justicia y de excelsas declaraciones y canciones de idiotas funcionales de los cuales algunos son personajes del espectáculo que fomentan una cultura draconiana hacia ellas, bueno ya ni llorar ni mentar es terapéutico.

Por eso este domingo 24 de abril varias ONG han convocado una movilización nacional para exigir el fin de todo manifiesto de violencia en contra de las mujeres [ Más Información aquí ] una legitima reclamación a las autoridades  para poner acciones reales y cero palabrería  para erradicar este mal social que ha puesto a México en los deshonrosos primeros lugares internacionales de maltrato, discriminación y violencia a la mujer.

No solo es responsabilidad del estado garantizar la seguridad y equidad de oportunidades para la mujer, la sociedad tiene que poner parte de su costal de arena, exterminar esas costumbres machistas y misóginas que nos inculcan desde niños y que con el paso de los años se ve de forma normal.

Y sobre todo dar seguimiento a casos funestos como los ya mencionados hasta que se haga algo al respecto, es de verdad repugnante tener que despertar y que las primeras notas sean de esta clase de horrores.



Vivas y Felices las queremos.









No hay comentarios:

Publicar un comentario