07 julio 2017

¡GRACIAS DONALDO!


Desde antes de que supiéramos en noviembre del año pasado, Muchos especialistas, analistas de política, economía, sociedad decían y re decían hasta el cansancio que si ganaba Donald Trump o ya como presidente del país (aun) más poderoso del mundo, las cosas para México pintarían color de hormiga por no decir que se nos venía la Trumpocalipsis en donde habría fuga de capital americano de inversionistas que tenían negocios en el país se irían por iniciativa o presión fuerte del nuevo inquilino de la Casa Blanca, que hasta nos invadiría como en tiempos de la primera intervención americana, pero sin niños héroes, bueno a México le llovería cuanta peste bíblica como nunca antes…

…Hoy es 07 de Julio de 2017 y de todo lo mencionado anteriormente quedo en eso solo menciones que ahora solo causan risas, a menos en su servidor, si, yo al igual que todos tenia  incertidumbre que fue bien alimentada por los apocalípticos del mame más la gran legión de idiotas de las redes sociales que tenían como su única esperanza su mentado "like power" y atascar de banderitas tricoloras sus espacios como si fuera su máximo don divino para salvar a la mexicana humanidad.

Hoy algunos siguen en esa tendencia nazi-onalista en donde aprovechando que estamos en temporada electoral rumbo a las presidenciables de 2018 los mesiánicos y más populistas ya levantaron la mano como sacros salvadores de la nación que enfrentaran a Satán Trump como Arcángeles de petatiux… y me sigo riendo con sus soluciones más desabridas que unas maruchan.

Hoy a pesar de todo lo que se dijo y predecía la situación del país, si bien no es un mundo de caramelos, no acabamos en la desgracia mortal, Si, algunas empresas americanas decidieron irse o minimizar su inversión en el país, pero muchas otras aprovecharon su compromiso en seguir o hasta aumentar su capital para invertir en México, sin contar que han llegado más inversionistas de otras latitudes que no sean de la Unión americana y como otro plus los guiños de ojo de representantes de Corea del Sur y China de incitar a nuestro país a formalizar con ellos un TLC que no nos vendría nada mal, por el hecho simple que el poderío económico lleva más de 20 años que dejo de estar en el epicentro del vecino del norte ahora está en Asia pacifico.



La situación del tipo de cambio que muchos buenos mexicas nos la recuerdan cuando el dólar se come al peso y con ello es suficiente para anunciar el fin del mundo nacional (risas de nuevo) está más que controlada por el Banco Central ya que esto es lo que menos le importa, solo cuando esta perjudica la inflación, situación que no ha pasado, si muchos estudiaran un poco sabrían que llevamos más de 20 años sin tener un tipo de cambio estatizada o controlada por el estado, que fue una de las tantas causas por las que sufríamos crisis de fin de sexenio cosa que termino con Ernesto Zedillo al liberarse y someterse al libre mercado el tipo de cambio, en estos instantes según los apocalípticos deberíamos sufrir porque el dólar estaría a más de 25 pesos ¿y que paso? Nada, el dólar está entre los 17 y 18 pesos llevamos cerca de casi 3 meses que el peso está en calma y no me sorprende porque no salen los apocalípticos y analistas complacientes a tratar de contradecir esto que les tumbo sus disvangelios.

Varios empresarios han empezado a entender que el mundo no gira en torno a EU y van apostando por exportar sus bienes y servicios a otros países, ampliar su espectro de ventas, cosa que se debió hacer en tiempos en donde a pesar de los proteccionismos estamos en un mundo muy interconectado.

Ya viene la renegociación del TLC con EU y Canadá uno de los temas fuertes aquí en donde los medios y especialistas en una mayoría amplia han puesto al gobierno federal en contra de la pared o como el gran perdedor en el momento que llegue el momento de actualizarlo, que desde que se anunció su creación en 1994 muchos políticos y detractores decían que era una sentencia de muerte a la economía nacional, pasaron 20 años para que los números negros propinaran un puñetazo limpio a todos estos ridículos que aun imperan en seguir a contra corriente apoyada por los millones de anónimos legionarios idiotas funcionales en las redes sociales, cuya mayoría de estos nació después de 1994 o de plano no saben cómo el TLC fue parte de las causas para que el país lograra salir de su última crisis económica y que sigue generando ganancias a los exportadores, en el peor de los casos que se rompa el tratado por causa de Trump, lo cual dudo mucho, porque del otro lado muchos exportadores americanos se han beneficiado, simplemente estaríamos sometidos a las reglas de la Organización Mundial de Comercio que es casi igual que el TLC y sumado en explotar más los demás pactos comerciales que tiene México con la Unión Europea y otras naciones, hay de donde hacer negocios, se acabó el monopolio y hegemonía del Tío Sam, para desgracia de muchos odiosos tanto de México como de EU.



El gobierno federal tiene claro que busca con la renegociación, cosa contraria con Washington que solo dice en voz de Donald Trump que fue el peor tratado que hizo su nación en años, pero no ha mostrado con claridad que busca actualizar en el TLC, allá como sobra decirlo, pintan como un completo idiota a su presidente y al gobierno de Enrique Peña Nieto como el inteligente, raro porque aquí están invertidos los papeles. La realidad es que nuestro país tiene más que ganar que perder en el NAFTA, pésele a quien le pese.

Ante esta atmosfera de buenas noticias en materia económica, lejos de odiar a Donald Trump deberíamos felicitarlo, porque su aun joven administración pinto más cosas favorables a México que desgracias no hay por donde odiarlo, salvo su ego, pero eso ante los puntos a favor que nos ha dado es lo de menos.

¡Gracias amigo Donaldo!






No hay comentarios:

Publicar un comentario