18 marzo 2016

DONALD TRUMP, EL MEJOR SHOWMAN POLÍTICO DE AMÉRICA




Nadie en sus cinco sentidos hubiera imaginado la gran popularidad y dinámica de seducir a las masas del polémico empresario a estas alturas en que está a unos pasos de ser el candidato oficial del partido republicano para la presidencia de los Estados Unidos, antes nadie lo daba por hecho, les era indiferente y hasta burlas recibió de parte de casi todo el mundo… y ahora esas personas, algunas, no solo están calladas, están aterradas con la posibilidad de que llegue a Washington D.C.

Desde el primer día que lanzo sus polémicas declaraciones en que en resumidas cuentas son de tendencia en contra de la inmigración ilegal, y en específico de nuestros paisanos, sobra decir lo que dijo, y súmenle a que en un aire de nacionalismo extremo promete devolver a su país a su grandeza económica y que literalmente exterminara al terrorismo.

Lo que más ha llamado la atención son sus declaraciones contra la inmigración ilegal de mexicanos a EU, generalizando que solo traen problemas y crimen a su país y por ello será más restrictivo y obligara al gobierno mexicano a pagar el muro que planea construir de llegar a ser presidente. Miles de connacionales famosos de la farándula y la política salieron a defender su orgullo de ser mexicanos en entrevistas y en sus perfiles de redes sociales, recriminándole al empresario que literalmente es un ignorante.

Según la formula políticamente correíta estas campañas en contra de Trump lo hubieran mermado y hasta hecho cambiar de estrategia para no perder su oportunidad de ganar la candidatura republicana, pero no, no fue así, el magnate en vez de bajarle a sus afirmaciones las intensifico y subió de tono ganando más seguidores, inclusive entre la comunidad hispana en esa nación. 

¿Qué paso aquí? Bueno según varios analistas y en especial Noam Chomsky, comentan que Trump se salió de todos los protocolos políticos, manejo la campaña a su antojo, dejo de hacer las campañas de siempre ya que, según él, lo que necesita Estados Unidos es a un empresario no un político, actúa como un ciudadano harto de las mismas frases y protocolos políticos busco acercarse a la gente común, en especial a las clases media y baja (sobre todo de origen caucásico) sectores hartos de sentirse excluidos y que ven en Trump una verdadera opción y compartiendo esa radical actitud nacionalista que caracteriza a los estadounidenses.

Y estas acciones emotivas de Donald Trump lograron trascender a las demás minorías: la afroamericana e hispana, lo que parecía un chiste se convirtió en algo muy serio y hasta terrorífico para los políticamente correitos, que en una actitud de patadas de ahogado a estas alturas han lanzado campañas más duras en contra del precandidato republicano, lo han comparado con Adolf Hitler (demasiado generalizado) en lo único que se parecen es que ambos personajes han sabido explotar los miedos; la ira y el nacionalismo. No creo (y eso espero) que Trump, si llega a ser presidente, aplique alguna “solución final al problema inmigrante”.

No sé qué pasara si el millonario llegue a la Casa Blanca, no lo creo tan estúpido en llevar de forma literal sus acciones que propone en el caso de la inmigración ilegal y en especial la economía, en este último se buscaría muchos problemas en el plano internacional con quienes quieran invertir en su país, en un posible escenario, será un hecho que habrá deportaciones masivas de varios connacionales y aquí la salida fácil será culparlo de esto, aunque en este tema sería mejor que gastemos energías en hacer reclamaciones en nuestra propia casa que de estar de metiches en casa ajena.

¿Porque? Bueno es más que obvio que miles de connacionales se van de México al otro lado de indocumentados para buscar mejores oportunidades que aquí se les niegan o de plano no tienen, pasando por varias bajezas para lograr el “sueño americano”, arriesgando sus vidas en todo momento. Y esto debido a que nuestros gobernantes simplemente les vale el bienestar común, ellos a lo suyo haciendo politiquería, despilfarrar el erario público para su beneficio, ¿qué otra salida tienen los que se van de indocumentados? Ellos buscan mermar las necesidades de sus familias, y quienes tenemos una mejor situación nos la pasamos en el “tuider” echando griterío digital al “fürher” Trump por sus declaraciones y presumiendo hashtags patéticos y huecos de #‎ImProudToBeMexican‬ promovidos por gente más hueca y oportunista como Jorge Castañeda y demás gentuza de la polaca nacional, si de verdad estamos orgullosos de ser mexicanos debemos exigir a los tres poderes de México que hagan su chamba de mejorar el país en coacción con nosotros como sociedad para que más mexicanos no tengan la terrible necesidad de irse a pasar un calvario como indocumentados y se queden aquí a ganarse el pan de cada día con sus familias y dejemos al “copetudo” (como apodaron en un principio los muy defensores de la patria buena los mediocres de Azteca Noticias) con sus ondas políticas en su país de las barras y estrellas.

Que Trump haga grande a su nación, nosotros deberíamos ya preocuparnos en buscar hacer grande a nuestro propia nación ¿no creen señores políticamente correitos multimoralinos?








No hay comentarios:

Publicar un comentario